Total
Uso
Características
Sonido
Fabricación

RME Fireface UCX

Hace meses que murió mi anterior sistema. Un PC con Windows XP y con dos tarjetas PCI "Yamaha DSP Factory". Lamentablemente Yamaha no actualizaba los drivers de dichas tarjetas más allá del windows xp. Tenía la opción de configurar un nuevo ordenador con Windows XP para conservar dichas tarjetas o configurarlo para Windows 10 con un nuevo interface y poder acceder a las más recientes tecnologías y programas en 64 bits. Opté por lo segundo y decidí analizar sosegadamente las características de los interfaces en el mercado, mientras iba ahorrando el dinerito. He mirado muchos videos en youtube, muchísimas opiniones de usuarios en Thomann y consultado los manuales de varios aparatos.

Fui excluyendo de la lista aquellos interfaces que no se acomodaban a mis necesidades. Los proyectos que suelo llevar a cabo consisten en grabar guitarras y voces, hacer arreglos, mezclas y masterización con Cubase. Luego, no necesito demasiadas entradas y salidas. Además, quería conectar un previo de voces y otro de guitarra, ambos con salida S/PDIF. Este detalle también eliminó a muchos candidatos que no disponen de esa conexión.

Finalmente, me quedé con la UCX y hace seis días que disfruto de ella un promedio de 10 horas diarias. En este tiempo no he advertido ni el más mínimo error o problema. En serio, hasta te mosquea tanta perfección. La instalación es sencilla y rápida. La estabilidad de los drivers en Windows 10 es sorprendente. Por ejemplo, puedes abrir un video de internet y tocar un vsti al mismo tiempo, sin los típicos conflictos de drivers. Con la latencia a mínimos (48 samples), he probado a tocar con un ampli vst cargado en cubase y es como si fuera una pedalera analógica, sin retrasos ni ruidos.

No recomendaría esta interface a alguien que está empezando con sus proyectos musicales y necesite realizar un trabajo al día siguiente. Para sacarle partido a la UCX hay que leer y consultar el manual, que me parece que no está en español. Si lo recomiendo a quien tenga los conceptos básicos y algo de experiencia con interfaces, pues dispone de un "modo DAW" que simplifica su uso, asemejándose al funcionamiento de otros interfaces con menos capacidad de ruteo. Pero, si quieres sacarle partido, entonces hay que aprender a usarla en "modo Submix". Cuando captas el concepto de funcionamiento es una delicia.

De esta interface destacaría, en primer lugar, su flexibilidad. Se puede adaptar a un estudio doméstico, donde los dispositivos que conectas suelen tener -10db de señal y a un estudio pro, con aparatos que dan +4db de señal.

También diría que es muy cómoda cuando aprendes a utilizar los "workspaces" y los "snapshots". Los workspaces te permiten almacenar las configuraciones de la unidad para trabajar en distintos lugares, conectado a unos aparatos determinados en cada sitio. Por ejemplo, podemos tener un workspace para el estudio casero, otro para los ensayos con el grupo, etc.

Los snapshots son 8 memorias de ruteo que tienes en cada workspace. Imagina lo siguiente, configuramos todo el ruteo para grabar la voz seca en una pista y procesada con un multiefectos externo en otra. Esto lo memorizamos como snapshot 1 y lo renombramos "Grab Voz". Luego configuramos todo el ruteo para enviar la voz seca desde la pista del DAW al multiefectos externo y lo memorizamos como snapshot 2, que llamaremos "Voz Reamp". Y así sucesivamente con las operaciones más comunes que realicemos. Hecho este trabajo una vez, tendremos a un click de distancia todos los cambios necesarios para pasar de una operación a otra, sin tener que repensar el ruteo. Genial.

Se puede, y lo aconsejo, personalizar la presentación de TotalMix FX, que es el programa que controla al interface. Para ganar en claridad podemos esconder los canales que no usemos con la función "change channel layout". También podemos renombrar los canales, colocarlos en dos o tres hileras (personalmente me gusta más el modo "2Row") y , para los cegatos como yo, aumentar el tamaño de los gráficos.

En resumen, estoy encantado con esta interface y me sumo a esa mayoría que vota 5/5 . Es un producto profesional para un Home studio. Confío en la seriedad de RME porque he visto que mantienen actualizados aparatos que hace años que dejaron de producir. También lo ves en cómo solucionan cualquier problema que se publica en su foro.

Respecto a Thomann, gracias por dejarme entrar continuamente, incluso de madrugada, a consultar precios y opiniones. Ya he comprado una decena de productos ahí y ningún motivo de queja. He realizado dos consultas técnicas sobre productos por email y las respuestas han sido rápidas, amables y en español. El servicio de seguimiento de pedidos también es un acierto. Es mi tienda preferida para ir de paseo a mirar y comparar productos musicales.