Total
Manipulación
Fabricación

Cómodo de llevar, aunque un poco justo de espacio.

El estuche pesa unos 4 kgs. lo que lo hace más ligero y cómodo de llevar que los de madera. El interior es acolchado negro y lleva compartimento para accesorios.

En cuanto a las medidas interiores, he probado varias acústicas Dreadnought y caben JUSTO sin ningún desperdicio, por ejemplo: un modelo Takamine con medidas de cuerpo en cm con ancho bajo 40,5, ancho alto 30, y largo total 105,50. También caben bien los modelos Harley Benton anteriores a 2016 con: ancho bajo 39,5, ancho alto 30,5, y largo total 105,5, en cambio los modelos nuevos de este año Harley Benton D120CE con: ancho bajo 41, ancho alto 30,5 y largo total 106, solo caben presionando mucho la guitarra e introduciendo el mástil primero, por lo que personalmente no lo recomiendo para estas medidas ya que se puede estropear la guitarra tanto al extraerla como al guardarla.

También caben las Roundback de Harley Benton.

Debido a que es un estuche justo en medidas, conviene medir la guitarra antes.

En cuanto a las medidas exteriores es algo robusto ya que por un refuerzo en la forma de la tapa superior y las patas de la base inferior, hace unos 20 cm, que es para tener en cuenta si hay que guardarlo en un armario con otros instrumentos, los estuches de madera hacen unos 16 cm de profundidad exterior, ocupando menor espacio.

Los herrajes no son una maravilla, pero cumplen su función.

En general, teniendo en cuenta que es más liviano que otros estuches, fácil de llevar, protege bien al instrumento, y su estructura de ABS lo hace apto para fácil limpieza, como para días lluviosos, sumándolo a su buen precio, es un estuche que brinda una buena relación precio-calidad.