Total
Fabricación

Ideales para pedaleras con poco espacio

Acabo de reacablear mi pedalera con estos cables Rockboard y estoy muy sadisfecho con lo cómodos que resultan, ya que además de lo poco que ocupan permitiendo ganar algo de espacio respecto a unos cables tradicionales son muy flexibles y faciles de colocar en cualquier posición, por ejemplo cuando tenemos algún pedal con los jacks en los laterales seguido de otro que los lleva en la parte superior, donde los cables tradicionales más rigidos suelen ser más aparatosos de poner.

El acabado es muy buen y atractivo y los jacks se ven suficientemente resistentes para aguantar teniendo en cuenta que son cables que no se van a someter a mucho estrés.